fbpx
Menú Cerrar

Lorena Junco Margain

Soy un trabajo en proceso que abraza la oportunidad de superar el sufrimiento pasado y convertirlo en gozo

Así mismo, Casa Lotus, el hogar que imaginé con Eduardo, mi esposo, es un sitio en construcción rodeada de montañas de ladrillos y maderos anegados en lodo. Mientras me abro paso hacia la ensenada donde mis hijos nadarán algún día, pienso en el libro de Thich Nhat Hanh Sin Barro, Sin Lotus: El Arte de Transformar el Sufrimiento, “Si no tienes barro,” nos recuerda con gentileza, “el loto no puede manifestarse. No puedes sembrar flores de loto en mármol.”

casa

LOTUS

Nacida y criada en México —Monterrey y Ciudad de México — senté las bases para convertirme en artista y coleccionista de arte, estudiando Artes Visuales en la Universidad de Monterrey. A partir de ello fue que floreció el deseo de enaltecer a otros artistas. Así que me desarrollé como filántropa, siendo cofundadora de la galería Distrito 14, un proyecto ideado para impulsar a artistas mexicanos emergentes, además cofundé y curé la colección Margain-Junco junto con mi esposo para apoyar a artistas emergentes, fomentar la escena del arte en México y promover la importancia del arte mexicano en el mundo.

En 2008, mientras esperaba el nacimiento de mi segunda hija, mi familia se vio obligada a desarraigarse y huir de México al enfrentar preocupaciones por nuestra seguridad. Después de llegar a mi nuevo hogar en Austin, Texas, trasplantada y conmocionada, supe que tenía un tumor en la glándula suprarrenal. La cirugía prometía una cura, pero errar es humano, incluso para los cirujanos; el mío cometió uno devastador. Así comenzó mi camino de ver mi mundo desmoronándose hasta el quebranto, para después buscar devolverlo a su entereza original.

"Casa Lotus es el hogar de mi corazón y el corazón de mi hogar"
-Lorena Junco Margain

Es la armonía que llega cuando decisiones externas repercuten y causan consecuencias internas. Todo lo que me pasó durante el camino a Casa Lotus forjó las bases de la vida que llevo hoy día y de la vida que espero construir en un futuro, justo como el camino rocoso por el que atraviesas en este momento, que está dándote esas mismas bases para alcanzar todas las posibilidades que hay para ti. Cada uno de nosotros tiene su propia Casa Lotus, y todos estamos continuamente en camino a ella.

Gracias por acompañarme en este viaje.

El libro

Después de que el catastrófico error de un cirujano me dejara estragos médicos de por vida, decidí embarcarme en la búsqueda de paz y sanación; comenzando por buscar el perdón en mi corazón. En Camino a Casa Lotus narra la historia de este viaje, mientras planta una semilla de esperanza en que la pérdida y el dolor pueden servir a un propósito mayor: el de promover el perdón como un impulso para el cambio personal y universal.